Proyecto Nutria

Proyecto Nutria

Antecedentes del Proyecto Nutria

Si bien la distribución territorial de la nutria había sido amplia, la comparativa de los censos realizados durante los años 60 con los llevados a cabo durante los 80 muestran una drástica disminución de las poblaciones a nivel de todo el Estado, con especial énfasis en la zona este de la península Ibérica.

La disminución de efectivos durante la última mitad de siglo XX ha sido a menudo asociada a diversas causas como, por ejemplo: la contaminación, la destrucción del hábitat, la sobreexplotación de recursos, el descenso en el volumen de presas, la aislamiento poblacional o la caza.

En las últimas décadas, sin embargo, comienza a mostrar una recuperación significativa de territorio.

Objetivo del Proyecto Nutria

Confirmar la expansión de la nutria en la Comunitat Valenciana y vincular mejora de los ríos y los sistemas de depuración de ríos, así como la disponibilidad de alimento.
Los sondeos llevados hasta la fecha por el Servicio de Vida Silvestre de la Conselleria vienen a confirmar la extraordinaria recuperación de la especie. Pero, a pesar que todavía no ha cubierto todo el territorio, el seguimiento ha sido discontinuado.

Esta falta de muestreo fue lo que motivó la propuesta de seguir observando la nutria a través de proyectos de voluntariado ambiental, hasta confirmar su expansión total por el territorio fruto, entre otros aspectos, de la mejora en los ríos y los sistemas de depuración, así como de una mayor disponibilidad de alimento (cangrejo de río americano).

El proyecto arrancó con el ánimo de analizar, entre 2017 y 2019, todas las cuadrículas donde creíamos que podría haber nutria. Un objetivo alcanzado y que, además, ampliamos con muchas más cuadrículas a medida que avanzaba el proyecto y detectábamos más y más presencia del mustélido.

Dentro del proyecto se realizan seminarios para formar a los voluntarios y salidas abiertas a un público general, para descubrir los rastros que deja este mamífero y que nos permiten su identificación (huellas y, sobre todo, excrementos).

El Proyecto Nutria se ha coordinado entre Global Omnium, Limne y la Conselleria d’Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica.

Resultados 2017-2019

Se ha constatado la amplia distribución de la nutria, actualmente presente prácticamente en la mayor parte de las cuencas fluviales de nuestro territorio.

Rastreo exhaustivo

El muestreo se ha realizado dividiendo el territorio en cuadrículas de 10 km de lado que se rastrean en busca de señales que puedan evidenciar la presencia de este mamífero, tales como excrementos, huellas o la observación directa de ejemplares.
Censos realizados entre 1980 y 2000 mostraron una presencia irrisoria, manteniendo sólo poblaciones estables en el Bergantes, por su conexión con el Guadalope, afluente del Ebro. En 2005 la nutria ya apareció en 25 cuadrículas de muestreo. En el año 2014, cuando se realizó el último censo por parte de la Conselleria, se localizaron restos en 58 cuadrículas. Desde ese momento sus poblaciones están cogiendo mucha fuerza y, de las once cuadrículas con presencia de nutria en 1996, se ha pasado a 107.

La sorpresa del Serpis

El incremento más notable se observa en la cuenca del Serpis, donde no constaban datos desde los años 60, estando actualmente colonizada en su práctica totalidad. Esto, añadido a los positivos del Segura y del parque natural del Fondo de Elx, auguran una futura expansión por toda la provincia de Alicante.

La nutria en Castelló

El trabajo de campo en la provincia de Castelló sigue mostrando una buena presencia en los ríos del cuadrante noroccidental (Bergantes, Cantavella y Caldes) y destacando el Mijares como uno de los ríos con mayor potencial para la conservación de la nutria, tanto su caudal como por la calidad de sus aguas. También se han encontrado rastros en el embalse del Regajo y otras zonas del Palancia, donde parece que la nutria no es tan ocasional como se pensaba. Castellón siempre ha sido un bastión para la nutria, el Bergantes es el único lugar del que no desapareció del todo y, además, el Mijares fue el primer río de la comunidad autónoma donde se detectó que coloniza la desembocadura.

Continúa su expansión en València

En la provincia de Valencia me detectado el mayor número de cuadrículas positivas, observando que avanza por el Cabriel; mantiene presencia en el Magro; al Turia llega de manera más o menos continua hasta Paterna; el Júcar se localiza ya aguas abajo del embalse de Tous y se expande rápidamente a través de los ríos Albaida y Clariano.

El territorio de la nutria se ha multiplicado por 10 en los últimos 25 años y se ha duplicado respecto al último sondeo.

¿Y cómo continuará el proyecto?

Continuamos haciendo nuevos muestreos, para seguir estudiando las zonas clave que la nutria elige para expandirse. También hacemos un análisis de la dieta de estos mustélidos en base al contenido de las heces que se han recogido, lo que aportará más datos sobre su ecología y las presas que han facilitado su expansión por nuestro territorio, donde el cangrejo americano tiene un papel destacado.