Proyecto para mejorar el Turia en Quart de Poblet

Proyecto para mejorar el Turia en Quart de Poblet

Estamos ejecutando, en colaboración con el Ayuntamiento de Quart de Poblet, un proyecto de recuperación ambiental del corredor fluvial periurbano del municipio y, en concreto, en las inmediaciones del azud del Repartiment, infraestructura en la que las aguas del río se derivan a las acequias de la huerta.

Las acciones suponen una ampliación del trabajo conjunto que venimos desarrollando ambas entidades, desde hace años, para la recuperación del ecosistema de ribera del río Turia.

Lucha contra la caña invasora

La iniciativa, premiada en la 2ª Convocatoria de Medioambiente y Desarrollo Sostenible de la Fundación Bancaja y Bankia, pretende luchar contra la caña Arundo donax, eliminando una hectárea de la invasora y reponiendo con especies autóctonas adaptadas al régimen de avenidas de los ríos mediterráneos. Los terrenos elegidos para la actuación lindan con el nuevo cauce del Turia, alineando el proyecto con las nuevas sensibilidades de regeneración de esta infraestructura.

Cuando finalice la intervención, cerca de setecientas helófitas y arbustivas de ribera, habrán sido plantadas, apoyadas por la maquinaria que prepara el terreno para tal fin. Sauces, tarays, adelfas, juncos, narcisos o bochas son algunas de las especies que se han escogido para la mejora ambiental de los terrenos.

Mejora del río y lucha contra el cambio climático

El concejal del área de Transición Ecológica y Cambio Climático, Juan Medina, ha destacado que “restaurar este tramo anexo al nuevo cauce del Túria permite avanzar en la promoción de una infraestructura verde que armonice la función de drenaje del río con su uso público y de espacio de alto valor ecológico.” Para lograr tal fin, Quart de Poblet colabora con la Fundación Limne en proyectos como éste, cuyo objetivo es la retirada de cañaveral y la creación de un bosque de ribera que contribuya a mejorar la calidad de las aguas y que actúe como refugio de especies.

La creación de un bosque de ribera en buen estado contribuirá a restaurar un hábitat natural de especial interés, dentro del Parque Natural del Turia, así como regular el régimen hidrológico, reducir la erosión del suelo y luchar contra el cambio climático al neutralizarse las emisiones de CO2.