La nutria avanza imparable

Mejoras en los sistemas de depuración, restauraciones de bosque de ribera y una mayor disponibilidad de alimento han permitido recuperar paulatinamente una especie en peligro, que nos muestra el camino a seguir: sumar voluntades e iniciativas públicas, privadas y del tercer sector que redunden en un beneficio de los ecosistemas acuáticos.

Se ha constatado la amplia distribución de la nutria, actualmente presente prácticamente en la mayor parte de las cuencas fluviales de nuestro territorio. El Proyecto Nutria ha sido coordinado por Global Omnium, Limne y la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica.

Rastreo exhaustivo

El muestreo se ha realizado dividiendo el territorio en cuadrículas de 10 km de lado que se rastrean en busca de señales que puedan evidenciar la presencia de este mamífero, tales como excrementos, huellas o la observación directa de ejemplares.

Censos realizados entre 1980 y 2000 mostraron una presencia irrisoria, manteniendo sólo poblaciones estables en el Bergantes, por su conexión con el Guadalope, afluente del Ebro. En 2005 la nutria ya apareció en 25 cuadrículas de muestreo. En el año 2014, cuando se realizó el último censo por parte de la Consejería, se localizaron restos en 58 cuadrículas. Desde ese momento sus poblaciones están cogiendo mucha fuerza y, de las once cuadrículas con presencia de nutria en 1996, se ha pasado a 107.

El territorio de la nutria se ha multiplicado por 10 en los últimos 25 años y se ha duplicado respecto al último sondeo.

El incremento más notable se observa en la cuenca del Serpis, donde no constaban datos desde los años 60, estando actualmente colonizada en su práctica totalidad. Esto, añadido a los positivos del Segura y del parque natural del Fondo de Elx, auguran una futura expansión por toda la provincia de Alicante.

La nutria en Castelló

Eel trabajo de campo en la provincia de Castellón sigue mostrando una buena presencia en los ríos del cuadrante noroccidental (Bergantes, Cantavella y Caldes) y destacando el Mijares como uno de los ríos con mayor potencial para la conservación de la nutria, tanto su caudal como por la calidad de sus aguas. También se han encontrado rastros en el embalse del Regajo y otras zonas del Palancia, donde parece que la nutria no es tan ocasional como se pensaba. Castellón siempre ha sido un bastión para la nutria, el bergante es el único lugar del que no desapareció del todo y, además, el Mijares fue el primer río de la comunidad autónoma donde se detectó que coloniza la desembocadura.

Continúa su expansión en València

En la provincia de Valencia me detectado el mayor número de cuadrículas positivas, observando que avanza por el Cabriel; mantiene presencia en el Magro; al Turia llega de manera más o menos continua hasta Paterna; el Júcar se localiza ya aguas abajo del embalse de Tous y se expande rápidamente a través de los ríos Albaida y Clariano.

¿Y cómo continúa el proyecto?

En los siguientes meses se procederá a hacer nuevos muestreos, para seguir estudiando las zonas clave que la nutria elige para expandirse. También hacemos un análisis de la dieta de estos mustélidos en base al contenido de las heces que se han recogido, lo que aportará más datos sobre su ecología y las presas que han facilitado su expansión por nuestro territorio, donde el cangrejo americano tiene un papel destacado.